“Sagrada”, de Gonzálo Gálvez Romano

Sagrada es un libro de relatos, y es también una radiografía social escrita con humor e inteligencia. El libro se publicó en 2011 por Editorial Wu Wei, y esto escribía Mariano Blatt para la contratapa.

¿Por qué es importante este libro?, me pregunto mientras lo releo tratando de encontrar algunas pistas que me guíen
hacia ciertas ideas que voy a necesitar a la hora de escribir esta contratapa. Y se me viene a la mente una imagen, que es la imagen de un lugar, una ciudad o, más bien, una zona de una ciudad, digamos un barrio, o un conjunto de barrios, vistos desde el cielo, de noche. Una visión aérea nocturna de esa zona. Se ve el trazado de calles, por el alumbrado público, y se ven las avenidas y rutas que más o menos lo delimitan. No se ve a la gente. En realidad, no se llega a ver, pero está.

Sagrada es importante por esto: porque pone a la gente en esa imagen. Y traza, entre esa gente, las líneas que la conectan. Esas líneas son historias, los objetos (un dibujo que hace llorar, un pañuelo de mago que da monedas de un peso, zapatos, una caja de Playstation llena de dinero, etc.) y las emociones que esas historias provocan en quien las vive. Sagrada es como una visión aérea nocturna de un barrio que a la vez incluye lo que da vida a ese barrio, las historias de sexo, violencia, corrupción, belleza y amor que viven con y en ese barrio.

Sagrada es la historia íntima y política de un lugar, es su mapa vivo.

Gonzálo Gálvez Romano. Montevideo. Agosto de 1971. Como un francotirador excedido de pertrechos dispara desde hace años con fortuna relativa. Será falta de puntería, defectos en la munición o simplemente un error a la hora de elegir el puesto de tiro. Gálvez Romano prefiere no pensar en eso; sólo descarga contra todo lo que se mueve, mientras decide qué va a hacer cuando sea grande.

sagrada